×
Héctor Reyes
Héctor Reyes
ver +

" Comentar Imprimir
21 Febrero 2020 04:00:00
Una sociedad descompuesta
Escuchar Nota
Fátima Cecilia Aldrighett Antón desapareció el 11 de febrero cuando esperaba afuera de su escuela, en la Ciudad de México, a su mamá al salir de clases. Una mujer se la llevó.

Días después, el sábado 15, su cuerpo sin vida apareció con huellas de violación y tortura dentro de un costal envuelto con una bolsa de plástico, a menos de 5 kilómetros de su escuela.

El pasado miércoles, las autoridades detuvieron a dos personas, Gladis “N” y Mario “N”, como los sospechosos de haber cometido la “sustracción ilegal” de la menor y posterior asesinato.

Las versiones de qué pasó con la menor fueron cambiando con el pasar de los días, pero la detención de Cruz y Reyes ha arrojado luz sobre el crimen que ha indignado al país.

En Saltillo, una bebé de 5 meses fue “secuestrada” el martes 18 de febrero  por un hombre y una mujer que la arrebataron de los brazos de su madre, quien salía de una tienda a la que fue a comprar toallitas húmedas para la pequeña, en la colonia Bellavista. 

Según las versiones, Ana María Maltos Amaya apenas había avanzado unos metros y cuando iba caminando en el cruce de Constitución y Carlos Fuero, llegó un vehículo Nissan Tsuru en color amarillo con una mujer de acompañante y un hombre conduciendo.

El conductor le cerró el paso, por lo que Maltos se asustó y no pudo reaccionar, momento que aprovecharon los delincuentes para golpearla y quitarle a la pequeña Karol Nahomi… todo fue una mentira.

Como se ha dicho, la sociedad está indignada, ¿Por qué matar a una niña de 7 años? ¿Por qué ocultar a una bebé muerta entre matorrales? Son preguntas que están en el aire y que causan enojo e impotencia.

En la capital mexicana se registraron 68 en 2019, según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

El presidente Andrés Manuel López Obrador culpó al neoliberalismo de este tipo de crímenes.

“Se miden los homicidios, pero no se mide el grado de descomposición social que produjo el modelo neoliberal”, dijo el Mandatario en rueda de prensa, una respuesta que ha sido criticada por muchos en México.

Mientras tanto, la mamá de Karol Nahomi, Ana María “N”, podría ser juzgada por la falacia que inventó sobre el secuestro de su hija y que causó psicosis entre la sociedad saltillense. 

A pesar de ser considerado un delito no grave, la mujer tendrá que pagar por haber tirado el cuerpo de su hija en un terreno baldío.

Además la Fiscalía investiga si hubo negligencia u omisión en los cuidados de la menor.

El fiscal confirmó que la muerte de la menor se debió a una broncoaspiración y que la historia del secuestro fue falsa.

“La pregunta que pudiéramos hacernos es por qué creó esta historia delictiva en su perjuicio y se puede asumir que se trata de alguna reprimenda de algo que le podría rebotar respecto a que no vive con el padre de la menor fallecida”, sostuvo una fuente de la Fiscalía.

El 2020, un año que no ha cumplido ni dos meses y ya nos presenta casos dolorosos, como el asesinato de varias personas y después, el suicidio de un menor del Colegio Cervantes en Torreón, esto en el mes de enero, ahora estos casos.

Algo estamos haciendo mal como sociedad, sin duda. Tiempo de hablar, de regresar a los valores familiares y de cuidar a nuestros hijos.



Punto y aparte

Este miércoles en redes sociales circuló una convocatoria anónima para que el próximo 9 de marzo haya un “paro nacional” y que todas las mujeres del país salgan a las calles, no acudan a sus trabajos, no asistan a las escuelas y no acudan a las plazas comerciales. El lema de esta convocatoria es: “¡El Nueve Ninguna se Mueve!”.

El llamado ocurre luego de los feminicidios de Ingrid Escamilla y el que contamos de la niña Fátima, ambos ocurridos en la Ciudad de México, además de un reclamo general por los asesinatos de mujeres que ocurren en el país y que se han acentuado en el último año.

Buen fin de semana, ¡ánimo!

Imprimir
COMENTARIOS