×
Leopoldo Ramos
Leopoldo Ramos
ver +

" Comentar Imprimir
05 Abril 2020 04:01:00
Escenarios de terror
Escuchar Nota
En la Fiscalía General del Estado la orden fue directa: vaciar las instalaciones del Servicio Médico Forense en Saltillo, Monclova, Torreón y Piedras Negras y de manera simultánea buscar edificios adicionales y acondicionarlos para recibir, mantener aislado y en buenas condiciones a un número no determinado de cadáveres. En Coahuila, la idea de las autoridades es estar preparadas para lo que viene, es decir, el peor de los escenarios con la multiplicación de contagios por Covid-19.

En el reporte de este sábado al mediodía la cifra de contagios por el nuevo coronavirus y el número de fallecimientos no está cerca de las dimensiones que el problema pudiera tener en las siguientes semanas si no funcionan las medidas oficiales para que la población se mantenga en casa y se corte la propagación del virus.

El reporte oficial señala, por ahora, 78 casos, incluyendo cuatro fallecidos y nueve pacientes en hospitalización, pero de acuerdo con un pronóstico epidemiológico elaborado por especialistas del sistema de salud pública de Coahuila, en manos de autoridades del más alto nivel y al cual quien esto escribe tuvo acceso, en el escenario menos agresivo o más favorable, según se quiera ver, en el estado habrá 15 mil cuadros de contagio en las próximas semanas y en la hipótesis más desalentadora los pacientes se contabilizarían en más de 40 mil.

¿Y los muertos? Coahuila no es una isla y por lo tanto la afectan los estándares de contagio y la agresividad del padecimiento, y si el promedio de defunciones por Covid-19 en el mundo es de 3%, de acuerdo con el estudio en mención acá la expectativa es la misma. Así, en el peor de los casos habría 450 fallecimientos y en el peor, mil 200, sólo en Coahuila.

Por ahora, de los 78 casos confirmados de Covid-19 en el estado, 49 corresponden a Monclova, epicentro del problema y en donde hace poco más de una semana la pandemia estalló como bomba en la mano y frente a la nariz de las autoridades con el contagio de médicos, enfermeras y auxiliares del Hospital General de Zona número 7, el más antiguo y grande de la región Centro del estado.

Además hay 13 casos en Saltillo, 8 en Torreón, 4 en Piedras Negras y uno en el cada caso de Acuña, San Juan de Sabinas, Sacramento (originalmente se dijo que en Cuatro Ciénegas) y Matamoros. Nueve personas permanecen en hospitalización, 5 en Monclova, 3 en Torreón y una más en Saltillo y el reporte también indica que cuatro pacientes fallecieron.

Entre las víctimas mortales está el médico Walberto Reyes de la Cruz, un urgenciólogo del HGZ 7 que de acuerdo a una auditoría epidemiológica en curso, tuvo contacto con el ‘paciente cero’ y con otros miembros del equipo médico infectados.

Por ahora se sabe que el primer caso corresponde a un trailero de 42 años que llegó al hospital del IMSS con un cuadro de neumonía. El paciente, que días después falleció y en realidad padecía Covid-19, estuvo en Urgencias del 15 al 19 de marzo. Durante esos 4 días permaneció expuesto, con tos crónica y en contacto directo con entre 30 y 40 médicos y enfermeras distribuidos en 10 turnos, que no tuvieron protección mínima y resultaron
contagiados.

El personal médico contagiado afectó a otros compañeros, familiares y amistades. De acuerdo con datos oficiales, la cadena de contagios es uno a 10.

Lo que pasó en el IMSS de Monclova fue una cadena de errores, como lo explica desde el anonimato un médico del lugar. “Después de tres o cuatro días de tener al paciente en Urgencias, deciden aislarlo pero para entonces ya mucha gente estaba contagiada y el equipo de seguridad especializado para atender a pacientes con coronavirus todavía tardó tres o cuatro días más en llegar”.

El problema con el virus, de acuerdo con el especialista, es que ataca los pulmones, las vías respiratoria y de ahí se complica con el corazón, hígado, cerebro; hace una falla de varios órganos con la coagulación y finalmente los pacientes mueren por un padecimiento que los médicos identifican como “falla orgánica múltiple”, es decir, que dejan de funcionar de manera simultánea el corazón, los pulmones, la circulación sanguínea, las funciones del hígado y del cerebro hasta que el paciente muere.

Por ahora no hay tratamiento específico, aunque hay pruebas en curso con hidroxicloroquina, azitromicina y nitazoxanida.

¿De qué tamaño pudo ser el contagio el HGZ 7 del IMSS?, se le preguntó.

“Fueron 30, 40, hasta 50 médicos y enfermeras contagiados directamente por el trailero y en las siguientes semanas los positivos pueden ser contagiosos, tengan síntomas o no. Pienso que no va a ser una extensión tan exponencial, porque se tomaron algunas medidas, aunque tardías, pero se tomaron y eso va a disminuir el efecto de multiplicación exponencial. Ojalá no pase de 100 en estos días en Monclova”,
expuso.

Pero aún así, según estimaciones médicas, de cada 100 pacientes con Covid-19, a 80 les va bien en el sentido de que se recuperan desde casa; 10 tienen síntomas suficientes para requerir hospitalización y los otros 10 necesitan ser atendidos en áreas de terapia intensiva. De estos últimos, “cinco o seis salen adelante y tres o cuatro mueren”. Así de terrible.

Imprimir
COMENTARIOS