×
hace 2 meses
José Díaz Briseño/ Corresponsal

Peligran las ‘traílas’ por ‘Florence’

Agencia Reforma

La llegada del huracán "Florence" a EU ha puesto bajo alerta al vecindario de casas móviles Hickory Village, hogar de familias migrantes

Imprimir
A sólo 5 minutos de la desembocadura del río Pasquotank en el Océano Atlántico, el vecindario de casas móviles de "Hickory Village permanece a primera vista sin inmutarse del potencial riesgo de marejadas ciclónicas derivadas del huracán "Florence".

Sin actividad en sus calles, "Hickory Village" es uno de los miles de vecindarios de casas móviles en los Estados de Costa Este de Estados Unidos que son considerados como los más vulnerables tanto a los vientos y lluvias derivados de un fenómeno meteorológico potencialmente devastador.

"Hay muchas partes bajas y hay mucha gente que vive en 'trailas' ", opina Porfirio Pedro Lezama Jiménez, migrante veracruzano con 18 años en Carolina del Norte, utilizando la palabra más popular para referirse a las casas móviles ("trailers", en inglés) que pululan por todo el país.

Según los números más recientes de la Oficina del Censo de EU, al menos 6.4 por ciento de las casas en el país son "trailas" -ubicando el total en 8.5 millones- donde dominan los altos números de marginación ante la falta de servicios en estos vecindarios que nunca se pensaron permanentes.

Tanto Carolina del Norte como Carolina del Sur, los dos Estados más golpeados por el huracán "Florence" están entre las entidades con más proporción de personas viviendo en "trailas", pero incluso en Estados vecinos como Virginia, los indocumentados mexicanos han encontrado un hogar.

"Los daños que puede ocasionar un huracán, no siempre tenemos la certeza de saberlos", dijo Rafael Laveaga, el cónsul mexicano que tiene bajo su jurisdicción el Estado de Virginia, insistiendo a los más vulnerables habitantes de estos vecindarios a buscar un refugio seguro.

"El llamado más específico lo hago, con mucho afecto, y con mucho respeto a los mexicanos que viven en las llamadas "trailas", es decir las casas más frágiles que pueden ser sujetas de mucho más daño por este huracán y por la lluvia", añadió el funcionario consular mexicano ayer.

Desde Carolina del Sur como en Carolina del Norte como en Virginia, las casas móviles han sido consideradas como zonas propias de evacuación -particularmente en las zonas bajas- y los propios Gobernadores de los Estados han pedido a los vecinos a no permanecer en ellas.

"Los vientos de tormenta tropical se espera que causen daños estructurales y destrucción completa a las casas móviles y edificios mal construidos", dijo el jueves la agencia de manejo de emergencias en Carolina del Norte, un Estado donde hay 350 mil personas de origen mexicano.

A sólo unos 10 minutos de Hickory Village, en el restaurante El Parian de Elizabeth City, "Florence" es esperado con cautela, a pesar de que el ojo del huracán estará pasando al menos 3 horas y media al Sur, en la frontera de Carolina del Norte con Carolina del Sur.

"Muchos (mexicanos) se dedican a trabajar en restaurantes, a trabajar en el concreto, en construcción, en el campo...Yo vivo por donde está la Universidad, pero entonces es una casa de tabique entonces me siento segura, pero uno no sabe", dijo Maribel Sánchez, mesera oaxaqueña.

De acuerdo con el libro "Restaurantes, centros de boliche y parques de trailers", las casas móviles comenzaron a ser utilizadas como viviendas permanentes en EU desde el comienzo de la Gran Depresión de 1930 pero originalmente habían sido diseñadas para viajar y vacacionar.

Aunque existen comunidades de vecindarios de casas móviles más ricos -como en Florida o Michigan- los parques de "trailas" son más propensos a tener altos índices de pobreza, siendo lugares tradicionales donde los migrantes sin papeles puedan encontrar un hogar.