×
hace 3 días
Abel Barajas

Cae mexicana acusada de lavar a Kirchner

Reforma

PGR detuvo con fines de extradición a Perla Puente, presunta prestanombres ligada a Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

Imprimir
La Procuraduría General de la República detuvo con fines de extradición en Reynosa, Tamaulipas, a Perla Aydeé Puente Reséndez, presunta prestanombres del secretario personal de los ex mandatarios argentinos Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner.

La mujer, de nacionalidad mexicana, fue capturada con base en una orden de detención provisional con fines de extradición, ya que la justicia de Argentina la reclama por los delitos de asociación delictuosa y lavado de dinero.

Según informes de la PGR, Puente Reséndez y su esposo el argentino Carlos Adolfo Gellert huyeron de Argentina a México y se ocultaron en Monterrey, Nuevo León, donde fueron ubicados mediante trabajos de inteligencia de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Cuando ya les pisaban los talones, decidieron viajar por tierra a Reynosa para ingresar a Estados Unidos, sin embargo, Gellert fue detenido por autoridades migratorias estadounidenses con el fin de ser deportado a Argentina.

Puente, quien contaba con una Ficha Roja de la Interpol, se ocultó en Reynosa, pero fue ubicada y detenida por elementos de la AIC. El matrimonio tenía un domicilio en Texas y otro en la capital neoleonesa.

La mexicana y su marido fueron vinculados como probables prestanombres de Carolina Pochetti y su esposo Héctor Daniel Muñoz, quien se desempeñó como secretario personal de los Kirchner.

Muñoz falleció el 25 de mayo de 2016.

El esposo de Puente Reséndez es hijo de Blanca Blanco, ex diputada de la provincia de Santa Cruz, y primo hermano de Pochetti, la viuda de quien fuera el secretario personal de los ex mandatarios argentinos.

La ahora extraditable está imputada en un expediente por el lavado de recursos desviados del erario argentino durante la gestión de los Kirchner, de mayo de 2003 a diciembre de 2007, y de diciembre de 2007 a diciembre de 2015, respectivamente.

La prensa del país sudamericano refiere que Gellert y Puente Reséndez asumieron en 2015 la administración y dirección de varias empresas off shore que presumiblemente usaron dinero malversado para adquirir inmuebles en Miami.

Los Panama Papers revelaron que entre 2016 y 2017 el matrimonio realizó operaciones inmobiliarias por 35 millones de dólares, una de las cuales fue la venta de un departamento en 9005 Biscayne Boulevard, en Miami Shores, por 5 millones de dólares.

El portal Infobae refiere que el matrimonio además recibió varias transferencias en la Unión Americana, procedentes de sociedades registradas en las Islas Vírgenes, Panamá y Uruguay.

Puente Reséndez ayer fue puesta a disposición del Centro de Justicia Penal Federal en Nuevo León, con sede en Cadereyta Jiménez, a fin de darle trámite al procedimiento de extradición en su contra.