×
Guillermo Fárber
Guillermo Fárber
ver +
Guillermo Fárber (25 de septiembre de 1948, D.F.) estudió ciencias y técnicas de la información y una maestría en administración; se ha desempeñado como reportero, redactor, guionista en Televisión Independiente de México, comentarista político en Radio 13, radio Fórmula, Radio ABC, conductor de ¡Cámara con los grillos!, primer programa de periodismo puramente palamentario en la historia de la radio mexicana, editor del portal mexico.com, columnista político en publicaciones como Vértigo, Excélsior, Noroeste de Mazatlán y Culiacán, Sinaloa, Por esto!, de Yucatán, comentarista de televisión en Canal 40, coordinador de Información en el Instituto de Desarrollo de Recursos Humanos del gobierno del Estado de México, y en un sinfín de puestos relacionados con la comunicación y la mercadotecnia. Entre sus publicaciones se encuentran, Elogio d ela locura de un ave desairada, Costa-Amic, 1976; El mexicano diseñado por el enemigo, V Siglos, 1976; A imagen y semejanza (novela política), siglo XXI, 1992; Política de competencia en México: desregulación económica 1989-1993, FCE, 1993; Adiccionario del chacoteo, Sansores y Aljure, 1997; Fobaproa: bomba de tiempo (coordinador y coautor), Times, 1998; La nueva crisis de México (en colaboración), Aguilar, 2002; ¡Déjate de pendejadas!, Excélsior, 2003.

" Comentar Imprimir
22 Enero 2020 04:01:00
Sarcasmos
Escuchar Nota
“La primera y última cosa que debes hacer es este mundo es perdurar y no ser aplastado por él.”

Ernest Hemingway, que no siguió su propio consejo dizque básico pues no perduró y sí se dejó aplastar por la enfermedad (cáncer, se suicidó en 1961).

Ernest Hemingway

“1899-1961. Narrador estadunidense cuya obra, considerada ya clásica en la literatura del siglo 20, ha ejercido una notable influencia tanto por la sobriedad de su estilo como por los elementos trágicos y el retrato de la época que representa. Recibió el premio Nobel en 1954. Ya se había iniciado en el periodismo cuando se alistó como voluntario en la Primera Guerra Mundial, como conductor de ambulancias, hasta que fue herido de gravedad. De vuelta en Estados Unidos retomó el periodismo hasta que se trasladó a París, donde alternó con las vanguardias. Participó en la Guerra Civil Española y en la Segunda Guerra Mundial como corresponsal, experiencias que luego incorporaría a sus relatos y novelas. El propio Hemingway declaró que su labor como periodista lo había influido incluso estéticamente, pues lo obligó a escribir frases directas, cortas y duras, excluyendo todo lo que no fuera significativo. Su producción periodística también influyó en el reportaje y las crónicas de los corresponsales futuros. Entre sus primeros libros se encuentran Tres Relatos y 10 poemas (1923), En Nuestro Tiempo (1924) y Hombres sin Mujeres (1927), que incluye el antológico cuento Los Asesinos (texto completo en español: https://www.yeyebook.com/es/ernest-hemingway-cuento-los-asesinos-the-killers-texto-esp/

Escúchalo en https://www.youtube.com/watch?v=4z4u0s5LasA). Ya en este cuento es visible el estilo de narrar que lo haría famoso y maestro de varias generaciones. El relato se sustenta en diálogos cortos que van creando un suspense invisible, como si lo que sucediera estuviera oculto o velado por la realidad. El autor explicaba su técnica con el modelo del témpano de hielo, que oculta la mayor parte de su materia bajo el agua, dejando visible solo una pequeña parte a la luz del día. Sus novelas tal vez sean más populares aunque menos perfectas estilísticamente que los cuentos. Sin embargo, Fiesta (1926) puede ser considerada una excepción. En 1940 publicó Por Quién Doblan las Campanas, basada en la Guerra Civil española. Esta obra fue un éxito de ventas y se llevó a la pantalla”. https://www.biografiasyvidas.com/biografia/h/hemingway.htm

Inspector de calorías

Esta anécdota me evoca a quienes nos cuidan de la sal en la mesa, de los popotes, de las bolsas de plástico, etc. Sicópatas disfrazados de burócratas con el alma inflamada con la idea de “hacer un bien social” (dirigir y controlar a los demás, mejor dicho, comunistas de corazón llevados por las mejores intenciones por supuesto). “Una escuela británica controla dónde los niños comen y compran después de la escuela. Imagine que un hombre con una chaqueta de alta visibilidad entra en tu restaurante de comida para llevar y comienza a regañar a tus clientes, diciéndoles que se vayan y amenazándolos si no lo hacen. Ese acoso es el que están sufriendo los dueños de negocios en Bristol, Inglaterra (donde mis hijas pulieron su inglés hace casi tres décadas, financiadas por su mamá, que entonces ganaba mucho dinero). El hombre en el chaleco reflectante de alta visibilidad oficial era un maestro, y los clientes eran estudiantes. Es política de la escuela restringir qué tiendas y restaurantes los estudiantes pueden patrocinar en su camino a casa desde la escuela, enviando maestros a patrullar las calles. Los estudiantes que desobedecen la regla son castigados con detención, aunque esto ocurra fuera del horario y de la propiedad escolar. El dueño del negocio tuvo que llamar a la policía para que el maestro se fuera y dejara de bloquear la puerta de su tienda (lo que impidió la entrada de los clientes). El tendero dice que se ha reducido significativamente el volumen de su negocio por la intimidación de otros clientes además de los niños en edad escolar. Cuando el tendero habló con el superintendente de la escuela, recibió una conferencia sobre cómo su comida no es saludable y no debe estar disponible para los estudiantes.”

Imprimir
COMENTARIOS