×
Cholyn Garza
Cholyn Garza
ver +
Cholyn Garza nació en Veracruz. Radica en Piedras Negras, Coahuila desde 1961. Es licenciada en Desarrollo Humano y Diplomada en Derechos Humanos. Se inició profesionalmente en el periodismo en 1995 en el Periódico Zócalo de Piedras Negras. Le preocupa la problemática social y le apasionan los temás políticos.

" Comentar Imprimir
20 Abril 2019 04:00:00
Pasión y resurrección
Recuerdo con agrado una etapa muy hermosa de mi vida, cómo se vivía el período de recogimiento. Era un día después de concluir las fiestas de carnaval, festividades donde las personas daban rienda suelta a sus emociones, a la alegría y a la diversión.

Con el miércoles de ceniza, los católicos acudíamos a la iglesia con el propósito de prepararnos para ser mejores. La Cuaresma era eso, una etapa de preparación espiritual hasta llegar a la Semana Mayor y revivir el calvario de Cristo, el Hijo de Dios, que siendo hombre cargó con todas las culpas de la humanidad y fue traicionado, enjuiciado injustamente y sentenciado a morir, siendo inocente.

En casa, leíamos pasajes de la vida de Jesús, de sus milagros y de sus enseñanzas. A mí, como niña y luego jovencita, me emocionaba mucho leer, conocer todas las cosas bellas que Jesús nos dejó como ejemplo de vida.

Llegada la Semana Mayor o Semana Santa, se vivía con verdadero recogimiento. También recuerdo que las vacaciones muchas familias se iban a diversos lugares, sobre todo a las playas con el propósito de disfrutar ese período de asueto. Nada de eso ha cambiado; al contrario, no se ha perdido la “costumbre”.

Acudía a la iglesia acompañando a mi mamá y a mis abuelas, algo que he de decirlo, me encantaba hacer. Las veía orar con mucha devoción, como lo hacían también otras personas. Observaba los templos con mucha gente en ellos, de todas las edades y condición social.

Era la casa de Dios y ahí se iba a orar no a presumir un estatus social o económico. Ahí todos somos iguales, porque Dios solo distingue a los que tienen buen corazón. “Él todo lo sabe porque todo lo ve”, nos decían las personas mayores.

Recuerdo haber observado derramar lágrimas sinceras, recordando la Pasión de Cristo, acompañando a la Virgen en su calvario; dándole el pésame a la madre que sufría la pérdida de su hijo. Se permanecía a su lado y nunca estaba sola.

¡Qué maravillosas enseñanzas! Me digo. Son recuerdos de mi lejana niñez pero que perduran aún en mi mente, sobre todo en mi corazón.

Me he preguntado no pocas veces si Cristo observa el mundo impregnado de violencia, de maldad, de traiciones estará reviviendo su pasión, su calvario. Y así como vimos en la magnífica película de Mel Gibson “La Pasión de Cristo” al demonio pasearse y regocijarse con el daño causado a un ser inocente, así lo imaginamos desplazándose entre nosotros.

No hay que olvidar que el mal existe y nunca duerme porque se manifiesta de mil maneras y adopta las formas más bellas y tentadoras.

La tentación se presenta en todo momento atrapando a quienes, de alguna manera ceden a ella.

Lo triste es que el malvado está enfocando sus tentáculos dirigiéndolos hacia una población vulnerable como son los niños y los jóvenes. De ahí que veamos a esa población que debería ser cuidada, cayendo en el laberinto de las drogas, del alcohol, de la prostitución, en la delincuencia que los conduce a la perdición total.

Se inician probando, ya sea por imitación o para ser aceptados en determinado ambiente; pretenden demostrar que sí pueden y no se detienen a reflexionar que al ceder van directo a su autodestrucción.

Cristo, todo amor y dulzura, seguramente está triste al ver que seguimos fallando. Que la mentira, la envidia, la ambición, la traición, el egoísmo, la indiferencia y tantos sentimientos adversos que dañan a las personas, siguen vigentes.

Está triste porque observa a los niños, a quienes El tanto ama están siendo dañados en su integridad. Víctimas inocentes a causa del abandono y de la crueldad de quienes se declaran humanos.

Está triste de ver hogares destruidos por la infidelidad, por la traición, viviendo apariencias que no corresponden a la realidad.

Un gran dolor le seguimos dando al Buen Jesús con nuestras acciones.

Tengamos presente que la pasión que Cristo vivió fue por la salvación de todos nosotros, en todos los tiempos. No olvidemos que el mal existe y el demonio no duerme, se transforma para tentarnos.

¡Cristo vive! Y de acuerdo a su promesa, estará con nosotros hasta el fin de nuestros días.

Felices Pascuas de Resurrección.

.(Javascript debe estar habilitado para ver esta direccion de correo)
Imprimir
COMENTARIOS



  • 0
www.zocalo.com.mx | 524: A timeout occurred

Error 524 Ray ID: 4dca46bb4b68c63b • 2019-05-25 20:32:31 UTC

A timeout occurred

You

Browser

Working
Minneapolis

Cloudflare

Working
www.zocalo.com.mx

Host

Error

What happened?

The origin web server timed out responding to this request.

What can I do?

If you're a visitor of this website:

Please try again in a few minutes.

If you're the owner of this website:

The connection to the origin web server was made, but the origin web server timed out before responding. The likely cause is an overloaded background task, database or application, stressing the resources on your web server. To resolve, please work with your hosting provider or web development team to free up resources for your database or overloaded application. Additional troubleshooting information here.

5 6 7 8 9 0 1 2