×
Alejandro Irigoyen Ponce
Alejandro Irigoyen Ponce
ver +

" Comentar Imprimir
23 Octubre 2020 04:09:00
La ausencia del sano juicio
Escuchar Nota
Cabría preguntar: ¿quién en su sano juicio quiere que las autoridades se vean obligadas a restringir la movilidad ante la nueva oleada de contagios de Covid? ¿Quién desea volver a vivir lo que pasamos en marzo, abril y mayo con la cuarentena extendida?

Claro, nadie en su sano juicio desearía que la región viva, por ejemplo, lo que hoy sucede en Durango, la emergencia sanitaria provocada por el rebrote del virus que obligó a las autoridades a imponer medidas drásticas para inhibir la movilidad social.

O más cerca, en La Laguna, donde les piden a los ciudadanos no salir de casa tres semanas como un intento de frenar la cadena de contagios. Sí, nadie en su sano juicio, y ese es precisamente el tema. El sano juicio brilla por su ausencia.

Saltillo registra un repunte en número de contagios y de decesos por el Covid. En lo que va del mes, el virus ha matado a 86 saltillenses, según los datos oficiales del Gobierno del Estado, y se han registrado mil 300 nuevos contagios y aun así a la población parece no importarle.

En nuestras calles, negocios, empresas se sigue ignorando la sana distancia e incluso, a estas alturas, hay quien omite el uso de cubrebocas.

No aprendemos. Parece que estamos a merced del virus y de los indolentes e irresponsables. Nada bueno se puede esperar de las próximas semanas si las autoridades no se deciden a cumplir, con rigor, sin miedos, las medidas que tanto anuncian y que parecen amenazas que se lleva el viento, y más ahora que se anuncia que pese al rebrote, no se dará marcha atrás en la reactivación económica.

No hay que buscarle. El distanciamiento social y el riguroso uso del cubrebocas no pueden quedar a criterio de los ciudadanos. Estamos, desafortunadamente, muy lejos de ser una sociedad consciente y responsable, muy lejos de una ciudadanía que entiende masivamente lo que significa el autocuidado y el cuidado de los demás. Sí, estamos muy lejos de asumir cabalmente el papel que nos toca como ciudadanos en esta guerra que libramos contra el Covid.
Imprimir
COMENTARIOS