×
Vanessa Rubio
Vanessa Rubio
ver +

" Comentar Imprimir
08 Abril 2020 04:09:00
Al rescate de la salud y de la economía de los mexicanos
Escuchar Nota
El legislativo mexicano, como colectivo, ha actuado poco y desordenado ante las crisis que tenemos encima: una crisis de salud y una crisis económica. La última sesión de la Cámara de Senadores, en vez de citarnos a debatir estos grandes problemas nacionales y encontrar respuestas legislativas, nos citaron en la Comisión de Trabajo para revisar una propuesta sobre el outsourcing o terciarización; en la Comisión de Hacienda para aprobar una iniciativa sobre telecomunicaciones; y en el Pleno para subir a rango constitucional los programas sociales de este gobierno, cuando lo que deben estar consagrados en la Constitución son los derechos y no los programas gubernamentales.

Nada de debate y acuerdos para explorar juntos soluciones ante la emergencia de salud por Coronavirus, para apoyar a los trabajadores más vulnerables ante la crisis económica, para abrigarlos ante el riesgo de perder sus empleos y no tener con qué llevar a la casa lo mínimo para subsistir, o para ayudar a las empresas micro, pequeñas, medianas y grandes altamente generadoras de empleo a que no quiebren. Los últimos días, han sido los grupos parlamentarios de Diputados y Senadores los que han publicado propuestas concretas en medios y redes sociales. El grupo parlamentario del PRI en el Senado propuso que en primer lugar, se asegure protección a quienes enfrentarán esta pandemia cuidando de todos nosotros: doctores, enfermeras y todas las personas del sector salud público y privado. Que tengan los insumos para protegerse como máscaras y guantes, quien cuide de sus hijos mientras ellos cuidan de nosotros y un bono de desempeño por su heroico trabajo. También propusimos cuidar a todos aquellos que ganan 6 mil pesos o menos (dos salarios mínimos), a quienes creemos, el Gobierno Federal les debe pagar agua, luz y gas en esta coyuntura, así como su contribución salarial al IMSS para el caso de los que cotizan. También creemos que la banca de desarrollo debe otorgar créditos, financiamiento potenciado, garantías, seguros y otros esquemas de apoyo financiero para micro, pequeñas, medianas y grandes de empresas, porque no se nos olvide que el gobierno no es el generador de empleos si no el sector privado, la iniciativa de millones de mujeres y hombres que ponen un negocio para ganarse la vida. De igual forma, deben hacerse acuerdos público-privados para la reestructuración de rentas, créditos e hipotecas. Y no creemos en las excenciones fiscales, pero sí en diferimientos sensibles que ayuden a las personas y empresas a salir de esta coyuntura preservando la planta productiva y el empleo en el país. Ojalá exista altura de miras para tomar decisiones de apoyo a la población en una de las mayores crisis que haya enfrentado nuestro país, sobre todo porque a nivel económico, el coronavirus no le pegará igual a todos los países y a México lo toma con las defensas bajas, viniendo de un 2019 de cero crecimiento, recursos públicos a proyectos inviables que bien se podrían utilizar para la salud en esta coyuntura, y pérdidas de empleo que venimos arrastrando.

Publicado en Publimetro
Imprimir
COMENTARIOS