×
hace 1 semana
[Ruta Libre]

El Tema de la Semana: La tercera es la vencida

Andrés Manuel López Obrador llega a la Presidencia gracias al hartazgo del pueblo contra la corrupción y la impunidad

Imprimir
El Tema de la Semana: La tercera es la vencida
Foto: Archivo
Saltillo, Coah.- Una elección histórica. Los mexicanos votaron por primera vez por un candidato de izquierda para dirigir el rumbo del país. Andrés Manuel López Obrador llegó y arrasó en las boletas y en casi todo el territorio nacional. Era un triunfo esperado por muchas razones, pero la principal, sin duda, fue ahora sí el hartazgo de la impunidad y la corrupción.

El proyecto de nación del candidato del Movimiento Regeneración Nacional tuvo una respuesta jamás registrada en la historia electoral de México: AMLO se convirtió en el candidato presidencial más votado, pero no sólo eso, también logró que el PRI –la que fue durante décadas la principal fuerza política del país– cayera como .la tercera opción del electorado.

No hubo duda de los resultados electorales. Con casi 53% de los votos y con una clara ventaja de 20 puntos con respecto al candidato más próximo, la victoria del representante de Juntos Haremos Historia fue apabullante. Pero lo que sí es de dudar es que los demás candidatos –Jose Antonio Meade, Jaime Rodríguez Calderón y Ricardo Anaya– hayan aceptado su derrota tan rápido. En estas condiciones y después de las grandes decepciones que la clase política ha dado, se nos permite el uso legítimo de la duda.

Los mexicanos hablaron y mostraron su descontento. Lo que esta elección logró evidenciar es que todo tiene un límite, y el de esta vez es que los mexicanos ya no están dispuestos a que se juegue más con su futuro, con su patrimonio, con su salud. Un país con 43 millones de pobres no puede seguir permitiendo más "casas blancas" y apartamentos en Miami para sus gobernantes.

AMLO representa para todos aquellos que lo eligieron una vuelta de tuerca. Prometió acabar con la corrupción y aplicar el dinero que de ello se genere –20% del presupuesto nacional; alrededor de un billón de pesos– a sectores estratégicos. Y por el bien de este país esperamos que así sea.

Mientras tanto, PRI y PAN tendrán que replantearse, reorganizarse y presentarse en el futuro como verdaderas opciones políticas, todo esto una vez que terminen de endosarse culpas al interior de sus estructuras. Tendrán que acordarse de que si no fueron elegidos es porque les persigue una larga estela de impunidad y corrupción, y que el pueblo ya no está dispuesto a permitirlo.




Imprimir
te puede interesar
similares