×
hace 2 semanas
[Ruta Libre]

El Tema de la Semana: Calor, apiádate

Días que parecen salidos del infierno mismo se vivieron la semana pasada en Saltillo y en gran parte del estado

Imprimir
El Tema de la Semana: Calor, apiádate
Saltillo, Coah.- Aún no es verano y el calor ya es insoportable. Treinta y nueve grados en Saltillo, 44 en Cuatro Ciénegas y Piedras Negras, y 41 en Torreón fueron las temperaturas que sorprendieron la semana pasada en la entidad. Salir de casa entre las 11:00 de la mañana y las 15:00 horas durante esos días fue un verdadero suplicio.

El año pasado, antes de la entrada del invierno, en el norte del país ya se había vivido un frío de los mil demonios, con intensas nevadas y choques a destajo por toda la ciudad. La situación se repite, pero ahora con un calor abrasador, que si bien no podemos vincularlo directamente a accidentes viales, sí trae consigo una serie de consecuencias poco gratas.

Uno de los principales efectos del calor, señalan psicólogos, es el aumento de la agresividad en las personas. ¿Cómo no? Soportar 44 grados centígrados a cualquiera pone de malas, pero la explicación de los expertos es que cuando el cerebro sufre falta de hidratación se es más susceptible a tomar malas decisiones. Lógico, ¿no?

Lo cierto es que sí, las personas se ponen de muy mal humor. Basta con ver las caras de pocos amigos de cada uno al llegar a la redacción de este periódico. Si esa es la reacción de quienes trabajan bajo sombra, para quienes lo hacen bajo cielo abierto deben ser otra muy distinta.

Señalan también los expertos que las estadísticas confirman que en días de altas temperaturas las cifras de criminalidad tienden a elevarse y que conductas como la cleptomanía se acentúan.

Eso por un lado, pero por el otro, el calor también afecta al rendimiento para realizar las actividades cotidianas, como estudiar. Un ainvestigación de diversas universidades, entre ellas Harvard, confirmó –porque es algo que ya se sabía– que las altas temperaturas en el salón y en casa impactan de manera negativa el desempeño, volviéndolos distraídos, agitados y con poca capacidad para concentrarse.

No hay que olvidar que otra de las consecuencias es que los casos de enfermedades gastrointestinales también aumentan, porque el calor hace que los alimentos se descompongan más fácilmente y que los virus y bacterias encuentran en las altas temperaturas el medio ideal para reproducirse.

No queda de otra más que prepararse, porque si esto es aún en primavera, no queremos saber cómo será en días de verano, sobre todo en la canícula, que se supone son los días más calurosos del año.







Imprimir
te puede interesar
similares